incidente y despertar

Photo by Thuanny Gantuss on Pexels.com

Fue un resultado entretenido. Tuve un accidente de leve gravedad, sola en la montaña, bajando una curva. Lo primero fue levantarme y levantar la moto, no sentía dónde me había hecho daño, pero lo vi. Regresé a casa despacito.

Son heridas superficiales que permitieron un poco de movilidad de la mano izquierda y rodilla derecha.

Cuesta agarrar algo o pisar fuerte. Lo más difícil es estar sola en casa. Cocinar (o hacer el intento de), abrir botes, ducharse, peinarse… un largo etcétera que no nos damos cuenta que hacemos pero ha sido diferente. Y descubrir que la persona que ‘te quiere’ no vino el segundo día, ni el tercero por la mañana. Vendría cuando le hiciera falta. Y ahí algo ha cambiado. No le recrimino, pues me está enseñando una lección.

Sin embargo, personas que no esperaba, me dieron todo su apoyo… despertar puede ser doloroso y necesario. ¡Y qué tan agradecida estoy por todos los mensajes y por las curas que me han hecho! Por las voces que han hecho estos días más amenos y bonitos.

Ahora todo lo hago más despacio: lavo los platos con delicadeza sabiendo que el tiempo se ha ralentizado, camino con paciencia, me visto con tranquilidad y limpio de manera tranquila. Las heridas se van curando, el cuerpo está sanando a sí mismo. Duermo mucho y retomé todo lo que tenía pendiente. Es como si me dijeran ‘todo saldrá bien’. Con caaaaaaaalma… 🙂

De repente me di cuenta: él quería que le pidiera ayuda, era como si verme en una situación de necesidad le produjera satisfacción porque ahora sería el héroe que ‘necesito’. Que saliera de mi boca. Y mi orgullo no me lo permitió. Si tengo que pedirlo así, no lo quiero. Pero gracias por ese cubo de agua fría. He llegado a pensar que ALGUNOS hombres (y algunas mujeres), por hacer el papel de salvador, les da satisfacción verse por encima de. Como dice la canción ‘como el ajedrez, la reina cae alguna vez’. Error del rey querer ver a la reina abajo. Nadie es inferior a tí, queridx. Ni tú e res inferior a nadie.

Oh, Ingenuos, no conocen el poder de una mujer. ¿El sexo débil? El que antepone sus necesidades secundarias a las necesidades primarias de su ‘pareja’.

¿Qué más me ha enseñado esta experiencia, que pueda compartir? Lo más importante es satisfacción con la vida teniendo lo que tengo, vivir con un poco de incomodidad está bien, más empatía con las personas que tienen heridas y/o dolores, y buscar calidad de vida y calidad en las personas ante todo.

Como añadidura, diría que todos hacen lo mejor con lo que tienen. Pero siempre se aprende… ¿Aprender algo más y hacerlo mejor? Si no es para ellos, ellos no son para ti.

Rodéate de gente que mejora cada día, que tiene la determinación y la voluntad de hacer sus sueños realidad y ayudarte con los tuyos, de dar un paso más hacia el miedo. Se selectivo con tus amistades y recuerda que tienes dones para servir y mejorar la calidad de vida de otros. Si hoy has ayudado desinteresadamente a alguien conocido o desconocido, le has hecho sonreír o le has solucionado un problema, nada ha sido en vano.

El resultado más entretenido, es el más probable 😉

  • Anastasia T. F.

Published by Anastasia Tubulkan

Conscious, I see myself reflected in your eyes, for we are one. And one is God. For god is imagination, And imagination is everything.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: